Cuentos con mensaje

Cuentos, cuentacuentos, historias, leyendas para pequeños y adultos

Cuento de Gandhi y su profesor de derecho

cuento de gandhiCuento de Gandhi cuando estudiaba en Londres

En este cuento de Gandhi se realata la historia de cuando Gandhi estudiaba Derecho en Londres, y un profesor de apellido Peters le tenía mala voluntad; pero, el alumno Gandhi nunca le bajó la cabeza y eran muy comunes sus encuentros:

Un día Peters estaba almorzando en el comedor de la Universidad y el alumno viene con su bandeja y se sienta a su lado; el profesor, altanero, le dice: “Joven Gandhi, Ud. no entiende! Un puerco y un pájaro, no se sientan a comer juntos”; a lo que Gandhi le contesta: ” Esté Ud. tranquilo profesor, yo me voy volando” y, se cambió de mesa…

El Señor Peters verde de rabia, decide vengarse en el próximo examen; pero, el alumno responde con brillantez a todas las preguntas…

Entonces, le hace la siguiente interpelación: “Gandhi, Ud. va caminando por la calle y se encuentra con una bolsa, dentro de ella está la sabiduría y mucho dinero, ¿cuál de los dos se lleva? “…

Gandhi responde sin titubear: “¡Claro que el dinero, profesor!”

El profesor sonriendo le dice ” Yo, en su lugar, hubiera agarrado la sabiduría, ¿no le parece?”…

Gandhi responde: ” Cada uno toma lo que no tiene profesor”…

El profesor Peters, histérico ya, escribe en la hoja del examen: “IDIOTA” y se la devuelve al joven Gandhi…

Gandhi toma la hoja y se sienta…

Al cabo de unos minutos se dirge al profesor y le dice: “Profesor Peters, Ud. me ha firmado la hoja, pero no me puso la nota…”

Cuento del regalo no aceptado

cuento del regalo no aceptadoUn cuento del regalo no aceptado

Este es el cuento del regalo no aceptado, un cuento corto pero con mucho mensaje.

Cuentan que una vez un alumno se acercó a su maestro y le dijo así:

  • Si alguien se acerca a tí con un regalo, y tú no lo aceptas, ¿a quién pertenece el regalo?

A lo que su maestro respondió:

  • A quién intentó regalarlo

Y continuó diciendo:

  • Y lo mismo vale para la envidia, la rabia y los insultos. Cuando no son aceptados, continúan perteneciendo a quien los cargaba consigo

Acuérdate de este cuento cuando alguien trate de lastimarte con sus malas palabras o acciones…

Cuento de la piscina de cocodrilos

piscina de cocodrilosLa piscina de cocodrilos, un bonito cuento sobre superación

Imagina una piscina de cocodrilos. Un millonario promueve una fiesta en una de sus mansiones y, en determinado momento pide que la música pare y dice, mirando para la piscina de cocodrilos australianos.

Quien se tire a la piscina, consiga atravesarla y salga vivo del otro lado ganará mis autos, mis aviones y mis mansiones.

En ese momento, alguien salta a la piscina…

La escena es impresionante. Lucha intensa, el intrépido se defiende como puede, sostiene la boca de los cocodrilos con pies y manos, tuerce la cola de los reptiles.

Mucha violencia y emoción. ¡Parecía una película de Cocodrilo Dundee!

Después de algunos minutos de terror y pánico, sale el valiente hombre de la piscina de cocodrilos, lleno de arañazos, hematomas y casi desnudo.

El millonario se aproxima, lo felicita y le pregunta:

¿Dónde quiere que te entregue los autos y los aviones?

Gracias, pero no quiero sus autos ni sus aviones.

¿Y las mansiones?

Tengo una hermosa casa, no preciso de las suyas.

Puede quedarse con ellas.

No quiero nada que sea suyo.

Impresionado, el millonario pregunta:

– Pero si no quieres nada de lo que ofrecí, entonces ¿qué quiere?

Y el hombre responde irritado:

¡Encontrar al mal nacido que me empujó a la piscina!

Moraleja

Somos capaces de realizar muchas cosas que, a veces no nos creemos capaces. Y para lo que solo necesitamos un empujoncito.

En ciertos casos, un mal nacido es necesario en nuestras vidas.

« Cuentos anteriores

© 2016 Cuentos con mensaje

Theme by Anders NorenUp ↑